sociologia de la educacion

PSICOLOGIA DE LAS MASAS

 

ZEILA PINEDA RANGEL

 

 

 

Previo al intento de ensayo de la obra Psicología de las masas y análisis del yo y con la atenuante de nuestra escasa formación en materia de psicología, menos aún del psicoanálisis, nos proponemos en primer lugar a esbozar en líneas generales algunos conceptos (al menos para quienes escribimos) que consideramos clave para la comprensión de ésta obra.

En sus inicios la Psicología fue una disciplina de la Filosofía, encargada de razonar (logos) sobre aspectos del alma (psique), después la psique se convierte en mente, y la psicología se encarga de razonar sobre aspectos de la mente, ahora se dice  que la psicología se encarga del “estudio científico de la conducta y la experiencia, de cómo los seres humanos y los animales sienten, piensan, aprenden y conocen para adaptarse al medio que les rodea”[1]

Psicología: “es la ciencia que estudia los procesos mentales, incluyendo procesos cognitivos que se producen en el entorno social, lo cual involucra la cultura. El campo de los procesos mentales incluye los diversos fenómenos cognitivos, emotivos y conativos, así como las estructuras de razonamientos y racionalidad cultural”[2]

La psicología social es una rama de la psicología que estudia el comportamiento de los seres humanos en el ámbito de lo social, ofrece un amplio enfoque colectivo al comportamiento de conjuntos sociales y sus diversas manifestaciones. El psicoanálisis estudia las manifestaciones del inconsciente individual hacia lo colectivo.

Neurosis: Es un ensayo fracasado de solución individual a un problema general. El neurótico es sólo un caso especial del hombre culto en desacuerdo consigo mismo.

Inconsciente: sistema de impulsos reprimidos, pero activos, que no llegan a la conciencia.

Instinto: pauta hereditaria de comportamiento cuyas características son comunes a todas las especies, son complejas y globales, (todo organismo vivo las posee).

 

Masa Psicológica: es un ente o ser compuesto por todos los individuos que muestra características diferentes de las que presentan los seres que la componen.

La psicología colectiva estudia fenómenos sociales, así al estudiar al hombre contextualizándolo como “miembro de un grupo, llámese tribu, pueblo, familia, clase social  institución, o como elemento de una multitud humana, que en un momento dado y con un determinado fin, se organiza en una masa o colectividad”; necesariamente tendrá que considerar los lazos y las características que relacionan a éste hombre con los demás miembros, además de estudiar tendrá que describir  que tipo de lazos se generan en uno u otro grupo. Freud parte de algunas consideraciones de otros teóricos para en un momento de la obra establecer la relación teórica-conceptual con su enfoque psicoanalítico que le permitió analizar el inconsciente del yo.

En éste sentido es posible hablar de “instinto social” y de “alma colectiva” como fenómenos emergidos en la masa o desde la masa. Citando a quien cita Freud, es decir, a Gustavo Le Bon “Ciertas ideas y ciertos sentimientos no surgen ni se transforman en actos sino en los individuos constituidos en multitud”; en éste sentido cada uno de los individuos ahora convertidos en masa, dejan de ser individuos para constituirse en una parte de un todo. El todo no es la suma de las partes, sino que las partes pierden su unicidad para fundirse en todo, diferente de si mismo.

Le Bon encuentra diferencias notables entre el otrora individuo y la masa. Algunas de estas diferencias son:

Un individuo al estar unido a un todo colectivo pierde cualidades individuales, como su grado de cultura y civilización, parte de su personalidad, capacidad de discernir, de razonar, actividad intelectual, perseverancia y voluntad; pero además adquiere otras cualidades o sentimientos en su personalidad como el omnipotencia, su capacidad de represión de ciertos instintos, pierde la virtud de la responsabilidad y da rienda suelta a sus impulsos y a sus instintos; en términos más concretos en la escala evolutiva de la civilización retrocede a la barbarie. Pasa de la consciencia individual a la inconsciencia colectiva.

Algunos fenómenos que se generan en la masa también son: potencia invencible, contagio mental y sugestibilidad.

Lo interesante de la obra de Freud es la descripción de los lazos que unen a la masa. El hombre en masa, cae en un embrujo de acciones inconscientes dirigidas en palabras del padre del Psicoanálisis en un estado de hipnosis, en donde influido por el hipnotizador comete actos que como individuo consciente no cometería.

«…Así, pues, la desaparición de la personalidad consciente, el predominio de la personalidad inconsciente, la orientación de los sentimientos y de las ideas en igual sentido, por sugestión y contagio, y la tendencia a transformar inmediatamente en actos las ideas sugeridas, son los principales caracteres del individuo integrado en una multitud. Perdidos todos sus rasgos personales, pasa a convertirse en un autómata sin voluntad».[3]

Remitiéndonos a la segunda causa de la  masa, el contagio, éste es entendido como la acción recíproca de los miembros de la masa.

Continuando con las características de las masas, presentan una fascinación de lo irreal por encima de lo real, no estableciendo diferencias entre éstas, desean ver realizados sus deseos más ilusorios asemejándose a los grupos primitivos. En éste sentido dice Freud se puede analizar desde el fenómeno de las neurosis, el neurótico no presenta valor alguno, al generar la realidad objetiva y sí, únicamente, la realidad psíquica. Un síntoma histérico se funda en una fantasía y no en la reproducción de algo verdaderamente vivido.[4] La masa se deja hipnotizar por un jefe, que posee o debe poseer ciertas aptitudes, como el poder misterioso llamado por Le Bon como el “prestigio” que paraliza las facultades de crítica de los subordinados.

Es posible analizar las acciones de la masa, analizando la inconsciencia que caracteriza a sus miembros fenómeno explicado por Le Bon y confirmado por Freud, mismo fenómeno que caracteriza al individuo, a menudo la raíz de los problemas del individuo aislado y del individuo en masa se halla en el inconsciente, y se manifiestan en actos que realizan de manera inconsciente.

Por otro lado, la masa también es capaz de lograr creaciones importantes y positivas, las características referidas por los autores a las que nos referimos en éste ensayo se refieren a las organizaciones transitorias formadas para lograr fines comunes e inmediatos, existen otras agrupaciones citando como ejemplo a las masas revolucionarias que pueden convertirse en cuerpos sociales. Mc Dougall le llama a las primeras “multitudes” y a las segundas organizaciones superiores. Argumenta que necesariamente las organizaciones superiores transitan a través de las organizaciones rudimentarias o de “multitud”. Habla también de las condiciones que poseen las organizaciones superiores como: continuidad, enriquecimiento  de los individuos que conforman la masa y que nutren a la misma, contacto con otras masas en términos de cooperación y hasta de competencia, instituciones, tradiciones propias y reciprocidad entre los miembros, y organización en cuanto a la especialización y diferenciación de las actividades de los miembros de la multitud. Se trata de “crear en la masa las facultades precisamente características del individuo y que éste ha perdido a consecuencia de su absorción por la multitud”[5]

En este sentido cabe mencionar que el individuo antes de constituirse en multitud poseía ciertos atributos como se mencionaba anteriormente el de la intelectualidad, mismo que inhibió a fin de igualarse con los otros miembros, todo esto de manera inconsciente. El objetivo de la obra de Freud es hallar las condiciones psicológicas que permiten esta modificación psíquica que la masa impone al individuo. Freud parte de algunas ideas de teóricos de psicología de las masas y de sociología como Tarde que habla de imitación y luego de Brugeilles quien habla de sugestion, Le Bon habla de dos factores: sugestión reciproca y prestigio del caudillo; por otra parte Mc. Dougall, habla de la acción reciproca que puede ser solucionar el factor de la sugestión.

Freud se vale de un concepto aplicado por él en la psicología para explicar la influencia de la masa en el individuo, la libido, que lo explica de la forma siguiente: “Libido es un término perteneciente a la teoría de la afectividad. Designamos con él la energía -considerada como magnitud cuantitativa, de los instintos relacionados con todo aquello susceptible de ser comprendido bajo el concepto de amor” tomando la parte que se refiere el amor del individuo a sí mismo,  el amor paterno y el filial, la amistad y el amor a la humanidad en general, a objetos concretos o a ideas abstractas”[6]

Esto con la finalidad de demostrar que dentro del “alma colectiva” también existen lazos amorosos –no necesariamente en el sentido sexual-, sino más bien en el fraterno.

Partiendo de que la masa se encuentra cohesionada por algún poder y las investigaciones Freudianas arrojan que éste es el amor  (en el sentido mencionado en el párrafo anterior), renuncia a sí mismo, en una aceptación de los demás.

Refiriéndose a dos ejemplos excepcionales como la iglesia y el ejército, como masas artificiales donde la cohesión la realiza el miedo, la angustia social o el pánico.  Continuando con su investigación habla de las diferencias entre las masas que tienen un director y las que no lo tienen, sirviendo esta diferencia para explicar su tesis sobre la cohesión que ejerce el amor fraterno en un grupo, o como el mismo Freud lo dice los lazos libidinosos que unen a la masa (excluyendo a la masa primitiva). Es la identificación. “1º, la identificación es la forma primitiva del enlace afectivo de un objeto; 2º, siguiendo una dirección regresiva, se convierte en sustitución de un enlace libidinoso a un objeto, como por introyección del objeto en el Yo; y 3º, puede surgir siempre que el sujeto descubre en sí, un rasgo común con otra persona que no es objeto de sus instintos sexuales. Cuanto más importante sea tal comunidad, más perfecta y completa podrá llegar a ser la identificación parcial y constituir así el principio de un nuevo enlace”[7]

 

Zeila Pineda Rangel



[1] Microsoft Encarta 2009

[2] Http://es.wikipedia.org/wiki/Psicologic%C3%ADa

[3] Pag 4

[4] Pag 6

[5] Freud pag 11

[6] Pag. 13

[7] Pag 21

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: